miércoles, 26 de marzo de 2014

Presidente Suárez, con usted "la concordia fue posible"

Esta noche mis pensamientos están junto a los familiares del Duque de Suárez, Presidente y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia. A ellos mi respeto y mis oraciones en la memoria de Adolfo Suárez.
He releído muchas opiniones y muchos de los discursos que hoy cogen un sentido mayor y con una fuerza que en pocas ocasiones un conjunto de palabras puedaran dar.
En los momentos de bajeza don Adolfo Suárez supo anteponer los intereses generales a los personales y muestra de ello fue su renuncia a la jefatura del Gobierno. Entre las cuerdas por las traiciones de un partido que se desmontaba por intereses personalistas y una oposición cruel y despiadada capitaneada por el socialismo, por actos fatídicos de terroristas a diario, con un ejército que no aceptaba el juego democrático y un bunker franquista que le consideraban traidor. Con todo fue capaz de ponerse delante del pueblo y asumir su propia responsabilidad al dejar el poder. De ese discurso de 29 de enero  de 1981 me quedo con varios apartados que comparto con vosotros.
"No es una decisión fácil.  Pero hay encrucijadaa tanto en nuestra propia vida personal como en la historia de los pueblos en las que uno debe preguntarse, serena y objetivamente, si presta un mayor servicio a la colectividad permaneciendo en au puesto o renunciado a él".
(...)
"He sufrido un importante desgaste durante mis caso cinco años de presidente. Ninguna otra persona, a lo largo de los últimos ciento cincuenta años, ha permanecido tanto tiempo gobernando democráticamente en España.  Mi desgaste peraonal ha permitido articular un sistema de libertades, un nuevo modela de convivencia social y un nuevo modelo de Estado. Creo, por lo tanto, que ha merecido la pena. Pero como frecuentemente ocurre en la Historia, la continuidad de una obra exige un cambio de personas y yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez mas, un paréntesis en la historia de España. "
(...)
"La crítica pública y profunda de los actos de Gobierno es una necesidad, por no decir una obligación, en un sistema democrático de Gobierno basado en la opinión pública. Pero el ataque irracionalmente sistemático, la permanente des calificación de las personas y de cualquier tipo de solución con que se trata de enfocar los problemas del país, no son un arma legítima, porque, precisamente, pueden desorientar a la opinión pública en que se apoya el propio sistema democrático de convivencia".
(...)
"Se puede prescindir de una persona en concreto, pero no podemos prescindir del esfuerzo que todos juntos hemos de hacer para construir una España de todos y para todos".
(...)
"Deseo para España, y para todos y cada uno de ustedes y de sus familiares, un futuro de paz y bienestar.  Esta ha sido la única justificación de mi gestión política y va a seguir siendo la razón fundamental de mi vida".
No hay duda de su grandeza como político, como persona y, ahora ya, como un mito y ejemplo para el pueblo democrático.
Hoy España dio santo sepelio a un político, a un padre y abuelo, a un prohombre de España, a un hombre de Estado. Os invito a que todos veamos su obra, que intentemos imbuirnos de su talante y su talla, que todos los que estamos en política por vocación o al menos todos los que nos consideremos demócratas a ver el reflejo de su POLITICA en los hechos del día a día.
Con él la "concordia fue posible" en momentos muy duros y esperemos que con su memoria la concordia sea siempre un hecho en nuestro país.
Buenas noches a todos y hasta mañana.

No hay comentarios: