martes, 7 de mayo de 2013

Administraciones y Cambios

Desde hace mucho que se puede ver en el CIS algunos datos que para muchos puede ser entendida como un hecho anecdótico, para otros como una catástrofe sin precedentes y para muchos otros como una apertura en la mentalidad de los hombres y mujeres que conformamos el Reino de España para un cambio desde la raíz a los frutos de nuestra "enquilosada" administración pública.

Como decía al inicio del artículo, ya se viene viendo desde hace unos meses que la sociedad española cree que es momento para reducir el engranaje autonómico y devolver al Estado competencias. Diré al respecto que comparto con ese casi "40%" esa idea, pero voy a más. Tras leer algunas encuestas al respecto y tras ver y conocer un poco más de nuestra historia administrativa es momento del cambio de mentalidad y de la primera recentralización para llevar a cabo la tercera descentralización del Estado español. Me explicaré a continuación.

Es momento que los municipios menores, deban perder sus ayuntamientos pero no así sus servicios. Es momento para un cambio de representatividad más efectiva. Las Diputaciones han de ser reforzadas con la gestión de los servicios de éstos municipios menores y con una mayor libertad de movimiento económico y político. De modo, que la Diputación sea "alma mater" de los pequeños municipios. Será así, como podamos dar paso a la tercera, y más necesaria que nunca, descentralización administrativa.

Por otro lado, las competencias que siempre trae consigo aparejadas las discusiones y que en gran parte nunca nos lleva a nada. Competencias tales como Justicia deben ser exclusiva del Estado. ¿Se imaginan que depende de dónde se cometa un delito dentro del reino se juzgue de una manera u otra? ¿O que sea penado con más fuerza o menor intensidad dependiendo de en qué ciudad se esté?. Ilógico.

La Política Exterior. Otra de las que deben ser exclusivas del Gobierno de la nación. Los hechos de ver "embajadas" de las CC.AA. en el exterior a qué se debe. Se supone que el mundial lo ganamos los españoles e internacionalmente se hablaba de España, no de la Comunidad X o la Comunidad Y de un país dividido en 17. Y es un ejemplo muy tonto.

Pero podemos seguir. Ahí está la sanidad y los servicios sociales. Ridículo que en unas Comunidades entre los servicios del dentista hasta los 14 años, en otras hasta los 12 y en otras ese servicio sea exclusivo de pago. ¿Es que los dientes de un joven murciano valen menos que los de un cordobés?

Interior, defensa y seguridad. Nunca entendí las policías autonómicas. Nunca entendí que en un país que tenemos las estructuras de las delegaciones y las subdelegaciones del Gobierno existan Consejerías del Interior. Más administraciones y mismas competencias, más desajustes.

Y llegamos a una de las que, más de uno piensa que es ya una locura intentarlo: EDUCACIÓN. Cuanto daño ha llegado hacer la división terrirotorial en esta materia. Sin una uniformidad en los conocimientos, sin unas exigencias mínimas comunes, sin un control a la historia que algunos exaltados nacionalistas han dejado reflejado en los libros de textos... nos encontramos con un sector de la sociedad que no sabe más que lo que les han dejado aprender, y que por desgracia, no es lo mismo en uno u otro sitio del país. Me podrán decir que en inglés hay Comunidades muy buenas, y otras no. Y ahí me preocupo, pero cuando me dicen que en unas se estudia la filosofía humanista y en otra no, me asusto. Cuando me dicen que en una se estudia los procesos históricos del liberalismo, la guerra de la independencia y en otros no... me aterro.

Como veis, mi pensamiento se resumen en pocas lineas. No creo que a todos les pueda gusta. Habrá a muchos que sí, habrá a muchos que no. Otros coincidirán conmigo en parte, y otros en nada. Pero es el momento, tenemos la oportunidad de crear un Estado más fuerte, unas Comunidades Autónomas que sean representativas, unas Diputaciones más válidas y con mayor imagen y una Administración Local capaz de sobrevivir en tiempos de crisis.

No hay comentarios: